Haikus de amor

Amigas y amigos del blog:

En el próximo mes de febrero se realizará la 21ª  Feria Internacional del Libro, Cuba 2012.

La agregada cultural de la Embajada de Japón en Cuba me ha pedido que, como parte de las actividades de dicho evento, organice una lectura de haikus en la instalación que ocupará la muestra de libros japoneses.

Dicha lectura será el 14 de febrero. Con mucha delicadeza, se me sugirió la posibilidad de que los textos seleccionados aludan al amor.

***

Kiri ni kanashi to / kokoro toke futari / soiyukeri

Abrumados por la niebla
dos que caminan fundiendo
en uno sus corazones

Me parece saludable para el haiku la afirmación lapidaria del maestro Vicente Haya: el romanticismo no pertenece al universo del haiku. Y muy pertinente, cuando al traducir y comentar este haiku de Issô, matiza su afirmación:

…el amor podría ser “salvado” para el mundo del haiku si nos referimos a un amor como hecho natural: dos amantes –como en el ejemplo propuesto– que pasean su amor como si fueran dos pájaros o dos mariposas.*

Estoy haciendo una selección de haikus y senryus japoneses con esta temática. También me gustaría dar a conocer textos contemporáneos, escritos en nuestra lengua: si tienen alguno en el que esté presente de un modo u otro el amor o la amistad, pueden hacérmelos llegar por esta vía. Los leeré en esa jornada con mucha gratitud, con el crédito que les corresponde como autores. Igualmente, si recuerdan otros de los grandes maestros, serán bien recibidos. Gracias anticipadas.

*Vicente Haya: El espacio interior del haiku. Shinden Ediciones. Barcelona, 2004

About these ads

Etiquetas: , ,

36 comentarios to “Haikus de amor”

  1. jorgebraulio Says:

    Retahíla de ejemplos tomados del libro que ahora tengo a mano.

    Fernando Rodríguez -Izquierdo: El haiku japonés. Historia y traducción. Hiperión. Madrid, 2009):

    Ya no me ama,
    desdeñoso me río,
    son, ¡ay!, mis lágrimas.

    José María González de Mendoza («El Abate»)

    ***

    Harusame / ya
    monogatari / yuku
    mino / to / kasa

    Llovizna: plática
    de la capa de paja
    y la sombrilla.

    Versión de Octavio Paz del haiku de Buson.

    ***

    Traducciones del propio Rodríguez-Izquierdo:

    Lluvia de primavera;
    juntos van conversando
    impermeable y paraguas.

    Kimi / yuku / ya
    yanagi / midori / ni
    michi / nagashi

    Te marchas tú;
    verdes son los sauces,
    largo el camino.

    Buson

    Naku / na / mushi
    wakaruru / koi / wa
    hoshi / ni / sae

    No lloréis, insectos.
    Sepáranse amores
    aun en las estrellas.

    Issa

    Otoko / bakari / no
    naka / ni / onna / no
    atsusa / kana

    Entre un grupo
    de sólo hombres
    ¡qué calor el de la mujer!

    Shiki

    Kiri / ni
    kanashi / to / kokoro / toke
    futari / soiyukeri

    En la niebla,
    fundidos en la tristeza y el corazón
    caminan los dos juntos.

    Isoo

    Choochoo / ni
    kyoonen / shishitaru
    tsuma / koishi

    Par de mariposas;
    murió el año pasado
    mi esposa amada.

    (Autor no identificado)

    Saludos desde La Habana

  2. Barlo Says:

    jorgebraulio, como bien dice el maestro Haya, en la cultura nipona el tema del amor ha sido incentivado por tradición en la modalidad de la poesía clásica o canción waka (buen ejemplo de ello es la recopilación del Kokinwakashû), en donde habría cientos y cientos de buenos ejemplos… Pero tratándose de haiku, aunque no poco en senryû, siempre habrán escasos pero buenos botones para mostrar como ejemplo.

    Quiero dejarte aquí mismo -como nos sugieres- una de mis composiciones para que seas tu mismo quien le ponga la etiqueta que mejor te parezca: si terceto, si senryû, si haiku de amor…

    Entre los dos
    sólo arde una vela…
    Brisa nocturna

    Gracias y un abrazote,

    Barlo

    • jorgebraulio Says:

      Barlo,
      No soy muy experto en clasificaciones, mas para mí éste tiene la pinta de ser haiku. La escena objetiva, su sensorialidad, el protagonismo de los elementos naturales aunque hay seres humanos en la escena (ni siquiera se explicita que se trata de seres humanos…)

      Así, con su estructura no clásica, me resulta más sugerente que:

      Brisa nocturna
      Sólo arde una vela
      entre los dos

      Claro, así también podría ser, pero nos estaría diciendo otra cosa. El reino del haiku no es el de las matemáticas: aquí “el orden de los factores sí altera el producto”.

      Brisa nocturna… Puesto al final no es un cierre, deja abierta la posibilidad de que la llama tiemble un poco más, quizás se apague, quizás no

      Hay varios contrastes: luces, penumbras, sombras; calidez y frescor; quietud y movimiento.

      Como dirían los maestros, la clave, la explicación de este haiku se resume diciendo que:

      Entre los dos
      sólo arde una vela…
      Brisa nocturna

      Y a lo que íbamos: el amor, o el sentimiento que une a esos dos seres, es apenas una insinuación.

      Gracias por compartirlo.

      Saludos desde La Habana

  3. jorgebraulio Says:

    Recibí este mensaje de Rafael García Bidó, amigo y colaborador del blog:

    “Buenas noches, Jorge Braulio.
    “Acabo de leer en tu blog la convocatoria que haces por unos jaikus de amor. No pude entrar a la sección de comentarios, así que decidì enviarte por esta vía el siguiente jaiku, con la esperanza que cumpla con las características que deseas.

    Noche de otoño.
    Un cuerpo que respira
    junto al mío.

    Un cordial saludo,
    Rafael.

  4. Juan Carlos Durilén Says:

    Estimado Jorge Braulio:
    Me permito acercarte esta composición que pretende aproximarse a lo requerido. Tú sabrás si cabe y si puede contribuir a la lectura que tienes prevista. Me siento honrado de poder participar. Gracias.

    Duermen los pájaros.
    No acalla su concierto
    tu corazón.

    Un gran abrazo.
    Juan Carlos

    • jorgebraulio Says:

      Gracias, Juan Carlos. Sí, también este concierto será escuchado en La Habana.
      Saludos desde la susodicha.

  5. jorgebraulio Says:

    Este senryu (zappai?), me lo dio mi hermano José Manuel para que lo incluyera en este hilo:

    libidinosos
    otra vez se han quemado
    los garbanzos

    Saludos desde La Habana

  6. jorgebraulio Says:

    Retahíla de ejemplos tomados del libro que ahora tengo a mano. (2)

    Yosa Buson: Selección de jaikus. Traducción de Justino Rodríguez, Kimi Nishio y Seiko Ota. Hiperión. Madrid, 1997

    Me ni ureshi
    Koguimi no oogui
    Mashiro naru

    Semblante radiante
    Inmaculado
    El abanico del amante

    Futari shite
    Musubeba nigoru
    Shimizu kana

    La pareja enturbia
    Al querer beber
    El agua de la fuente

    Koi samazama
    Negai no ito mo
    Shiroki iori

    Amor variado
    Este hilo del deseo
    También fue blanco

    Koshi nuke no
    Tsuma utsukushiki
    Kotatsu kana

    La frágil esposa
    Al brasero sentada
    ¡Qué hermosa!

  7. Mirta Gili Says:

    Jorge, un pequeño aporte

    Anochecer…
    Tomados de los dedos
    un par de ancianos

    Si surge algo más y está permitido… agrego alguno.

    Que ese día sea maravilloso, para tí, para los presentes… por el haiku ! Mi eterna gratitud por tu labor. Un fuerte abrazo desde el sur…

    • jorgebraulio Says:

      Gracias, Mirta
      Sí, está(n) permitido(s) alguno(s) má(s).

      Estos ancianos
      desandarán La Habana,
      sin duda alguna.

      Saludos

      • Mirta Gili Says:

        Para no seguir agregando por separado… continúo aquí la lista, jejeje

        de madrugada –
        en sus labios, mi nombre
        una y otra vez

        ducha siestera –
        colado entre los cuerpos
        un viento helado

        fluyen sus lágrimas –
        el amor de internet
        guarda silencio

        Ojo, evalúa si van tercetos, senryu, o haiku. Te abrazo

  8. Mirta Gili Says:

    Asegúrate de ver si es considerable como un gesto de amor…

    tarde de lluvia.
    el anciano con flores
    entra a la clínica

    Besooo

  9. Fany Says:

    Hola Jorgebraulio. Este es mi humilde aporte.A ver si vale.
    Un abrazo.

    Su voz despierta
    los pájaros dormidos
    en mi pecho.

  10. Dea Bea Says:

    Jorge: encantada de contribuir con mi pequeño haiku, tu dirás si sirve o no.

    Camino al mar…
    Mi pisada en la tuya
    sobre la arena.

    Bea, desde Córdoba, Argentina

  11. jorgebraulio Says:

    Retahíla de ejemplos tomados del libro que ahora tengo a mano. (3)
    Haikus de Issa traducidos por Antonio Cabezas (Jaikus inmortales. Hiperión. Madrid, 1994):

    rusu ni suru zo
    koi shite asobe
    io no hae

    Voy a salir;
    disfrutad el amor,
    moscas de casa.

    kimi nakute
    makoto ni tadai no
    kodachi kana

    De no estar tú,
    demasiado enorme
    sería el bosque.

    kuraki yori
    kuraki ni iru ya
    nekono koi

    Desde lo oscuro
    en lo oscuro se adentra:
    amor de gato.

    kagerô ya
    me ni tsukimatou
    warai-gao

    En las tinieblas
    lo que ronda mis ojos
    es su sonrisa.

    Saludos desde La Habana

  12. Mirta Gili Says:

    Será terceto, el haber anexado la sensación que se siente al oirle?

    Mariposas,
    y al oir su voz…
    mariposas!

    Tú sigue estudiando…

  13. Fany Says:

    Siempre con la duda, pero con el deseo de colaborar, aquí te dejo estos versos y tú verás si pueden considerarse haiku.

    Él ya no está.
    El arrullo de tórtolas
    en el cerezo…

  14. Mirta Gili Says:

    Son mediocres, por ese motivo envío varios para quedar con alguno seleccionado, jejeje

    murmullo de agua –
    y el murmullo de un beso,
    al pie del puente

    Beso

    • jorgebraulio Says:

      Mirta, Mirta, que aquí lo único medio ocre es el agua de la fuente, y no por culpa nuestra, sino de los amantes:

      Futari shite
      Musubeba nigoru
      Shimizu kana

      La pareja enturbia
      Al querer beber
      El agua de la fuente

      Buson

      Saludos desde La Habana

  15. Rosalba Molina R. Says:

    Un pequeño aporte!

    I
    libertad plena
    pernoctan a mi lado
    ojos profundos

    II
    late la vida
    entre risas y llanto
    nace el amor

    III
    sobre una nube
    cabalgan los amantes
    hacia la luna

    Saludos y gracias por la posibilidad de compartir, segun su criterio,
    Rosalba
    Venezuela

  16. Edmundo García Terrero Says:

    Hola Jorge Braulio ,
    soy Edmundo Garcia Terrero , asiduo lector de tu blog . Aprendo
    a escribir jaikus con el maestro Rafael Garcia Bidó y aprovecho el espacio que abres :

    Carta de amor.
    Mala caligrafía
    y un crisantemo.

  17. jorgebraulio Says:

    Retahíla de ejemplos tomados del libro que ahora tengo a mano. (4)

    José María Bermejo: Instantes. Nueva antología del haiku japonés. Hiperión. Madrid, 2009

    Kitamura Kigin (1624-1705)

    natsuyase to / hotaete ato wa / namida kana

    “debilidad
    de verano”, dice ella
    y estalla en lágrimas…

    Fukuda Chiyo-ni ó Chijo-jo (1703-1775)

    ne wo tsukete / onago no yoku ya / sumiresô

    cómo se afirma
    la pasión de mujer:
    ¡esas violetas!

    yûgao ya / onago no hada no / miyuru toki

    ¡ah, flor de luna!
    la piel de una mujer
    al desnudarse…

    N. Las flores blancas de yûgao, “flor de luna”, se abren al atardecer. Yûgao da nombre a una de las amantes secretas del príncipe Genji en el Genji monogatari.

    somekanete / katayama momiji / kataomoi

    hojas de arce
    tiñendo una ladera:
    amor impar

    Tan Taigi

    akebono no / wakare wa motanu / hiina kana

    la despedida
    al alba: algo que ignoran
    las muñecas…

    N. He aquí un tema universal: el de la despedida de los amantes al alba.

    Yosa Buson (1716-1783)

    makura suru / haru no nagare ya / midaregami

    en la almohada
    -primavera ondulante-
    su pelo suelto


    futari shite / musubeba nigoru / shimizu kana

    el agua clara
    se enturbia con el ansia
    de los amantes

    nashi no hana / tsuki ni fumi yomu / onna ari

    peral en flor:
    ella, al claro de luna,
    lee una carta


    me ni ureshi / koigimi no sen / mashiro naru

    ¡qué deslumbrante
    el abanico blanco
    de mi amada!

    Kobayashi Issa (1763-1827)

    kimi nakute / makoto ni tadai no / kodachi kana

    sin ti, mujer,
    el bosque es demasiado
    ancho y profundo

    Iida Dakotsu (1885-1962)

    shibyô ete / tsume utsukushiki / hioke kana

    aunque se muere,
    ¡oh, qué hermosas sus uñas
    ante el brasero!

    Hashimoto Takako (1899-1963)

    tanabata ya / kami nureshi mama / hito ni au

    Tanabata:
    con el pelo mojado,
    voy a una cita

    N. El Festival de las Estrellas, Tanabata, evoca una antigua leyenda: la de los dos enamorados -la Tejedora y el Boyero (Vega y Altair)- que, separados durante todo el año por la Vía Láctea, cruzan el río celeste y se reencuentran la noche del 7 de julio.

    Hino Sôjo (1901-1956)

    me wo tojite / mukashi no koi ni / atatamaru

    cierro los ojos
    y empiezo a recordar
    un viejo amor

    Suzuki Masajo (1906-2003)

    waga koi ya / akikaze wataru / naka ni ari

    veo pasar
    en el viento de otoño
    mi amor secreto

    Fujita Shôshi (1926-)

    yûnagi ya / kimi to onajiki / hoshi wo mite

    calma nocturna:
    juntos los dos, miramos
    la misma estrella…

    Uemura Tengyo

    shika naku ya / hitori ne no tabi / samegachi ni

    solo, esta noche,
    en el hotel, sin ti…
    bramar de ciervos

    ***

    …Y éste, de Hino Shoojoo, traducido por Ricardo de la Fuente y Yutaka Kawamoto:

    Primavera
    junto a la almohada.
    Mi esposa apaga la luz.

  18. jorgebraulio Says:

    Gracias a Alberto Silva por su aporte a este emprendimiento:

    El amor en el haiku

    Saludos desde La Habana

  19. Gio Says:

    “te amo tanto”…
    y la leve muy leve
    brisa de otoño

  20. Mercedes Pérez Says:

    Me surgen un montón de dudas que comparto. Confieso mi ignorancia en este tema de las clasificaciones y también la confusión que me produce el encontrar excepciones. Supongo que entre los millones de haikus que se han escrito habrá de todo, pero creo que lo objetivo sería enfocar el asunto desde la tendencia principal del haiku y para ello, la inmensa mayoría de nosotros, dependemos del buen criterio de traductores y expertos.
    Jorge Braulio ha hecho una propuesta y en este contexto me pregunto:

    ¿Qué consideramos “amor”?… ¿el amor de los amantes con sus pasiones, sus deseos, sus frustraciones? ¿incluimos en él el amor maternal, el amor a la naturaleza, el amor propio, el amor al prójimo, el amor al dinero, el amor al arte, el amor místico, etc…. o como diría Cantinflas, el amor-tiguador?

    Me sigo preguntando… ¿ el objeto del haiku, repito, del HAIKU, desde que Bashô entró en escena, ha sido el amor romántico de los amantes, los deseos sexuales, las frustraciones por las ausencias, los éxtasis por las presencias, el lloriqueo lastimero del despechado, los celos …etc? o por el contrario ¿nos encontramos ante una inmensa y abrumadora mayoría de haikus y haijines que excluyen deliberadamente del haiku ese tipo de, llamémosle, “temática”?

    ¿Dependerá de la presencia del Yo, del exhibicionismo del que escribe, que un poema sea eso, un poema o que sea un haiku?

    Un haiku de Buson

    La pareja enturbia
    al querer beber
    el agua de la fuente

    Un ¿haiku? de José María González de Mendoza

    Ya no me ama,
    desdeñoso me río,
    son, ¡ay!, mis lágrimas.

    ¿Por qué ponemos tanto empeño y énfasis en occidente en que nuestros poemas íntimos de “amor entre amantes”, sean llamados haiku? ¿Qué pretendemos con ello?, ¿qué queremos transformar o deformar? y sobre todo ¿para qué?

    Son tan sólo preguntas que me hago, no pretendo ofender a nadie ni dar lecciones, que para eso están como dije anteriormente los expertos. Lo que quisiera a través de estas cuestiones, es que entre todos arrojemos algo de luz en este tema que tantos interrogantes y lagunas parece encerrar y que tantas “pasiones” despierta.

    Por otro lado sólo me resta decir que en el haiku tal y como lo concibo sólo sabe a lo que sabe el Amor…

    Saludos, Mercedes kotori

    • jorgebraulio Says:

      Hola, Mercedes
      En las interrogantes que planteas se vislumbran certezas.
      Estoy de acuerdo, preguntándome, contigo. El haiku, por su propia naturaleza, parece que no es un vehículo apropiado para expresar el amor (romántico, carnal, entre seres humanos…) Si dentro de la propia literatura japonesa existe el tanka para darle vuelo a nuestro impulso amoroso,( y hasta el senryu si se trata de burlarnos…), ?qué podría aportar un haiku donde se aluda al amor? También yo me hago esta pregunta… Y sigo dándole vueltas a este asunto.
      Saludos desde La Habana

  21. Barlo Says:

    Al levantarme,
    me cuenta cuánto ha llovido
    La amo tanto…

    Saludos

  22. Mercedes Pérez Says:

    Dejo mi aportación, pero no sé cómo clasificarla.

    Maternidad…
    cada dos escalones
    pétalos rosas

    kotori

  23. José López Says:

    Apreciado profesor Jorge Braulio:
    Hola.
    Saluda José López, de Dominicana y, ahora desde Brooklyn, New York. Leí su invitación para que colaboremos con senryus y haikus de amor y amistad para la 21ª Feria Internacional del Libro, Cuba 2012. Estos textos quedan a su amplia disposición. En otro archivo le regalaré un ejemplar digital de mi más reciente libro HAIKUS PARA VAN GOGH. Un Abrazo de José

    el alfarero
    te saluda con barro
    cuece tu mano

    compra tres lomas
    una para Hokushi
    para que duerma

    mientras estudio
    un niño quiere juego
    juego con él

    a Yamagushi Sodo
    a Masaoka Shiki

    con bacalao
    conversación y vino
    ni papa falta

    ñrau que delata
    el amor de los gatos
    que se desarman

    va el caballo
    detrás de la potranca
    el penco va

    cae con él
    sobre libros y lienzos
    una poeta

    en el jardín
    giran los girasoles
    en ella el hijo

    De paso va mi invitación a participar en el blog
    HAIKUS PARA VAN GOGH

    http://haikusparavangogh.blogspot.com/

    http://www.amazon.es/Haikus-Para-Gogh-José-López/dp/125764825X

    Gracias por su atención.

  24. Rosalba Molina R. Says:

    Otro más!!!

    besos públicos
    el amor no tiene edad
    un par de ancianos.

    Saludos!

  25. jorgebraulio Says:

    Amigos, leamos (o releamos):

    El amor no cabe en el haiku

    El “eje” del haiku

    Saludos desde La Habana

  26. Barlo Says:

    Querido jorgebraulio, qué bien emplea el maestro Haya, el método pedagógico a la hora de transmitirnos tan sutiles aunque manifiestas evidencias y diferencias entre dos haikus, ambos intimistas, y que igualmente podríamos definir nosotros sus lectores, como si se tratara de dos haiku con un “eje” común cuya denominador sería precisamente el tema que nos ocupa: “el amor.” Para apreciar mejor estas diferencias recalco aquí dos extractos, dos citas, que a mi entender aclaran los términos. Es justamente el modo de percibir y de enfocar estos sentimientos dentro del propio haiku, lo que le otorgará o no la condición no ya de haiku en sí, sino también de que este sea -en base a su apreciación y juicio, naturalmente- un buen haiku o un mal haiku. Pues interesante es así mismo la apreciación que el maestro nos hace en cuanto a el problema de las clasificaciones que según él sólo están en la mente del occidental; que una vez que un japonés detecta un mal haiku ya no se para a pensar o a etiquetar si se trata de un terceto, etc, etc…
    Bien, pues dicho lo cual paso a señalar esos extractos.

    Del post “El eje del haiku”, señalaría esto:

    “Analizado en profundidad es un haiku intimista de alguien que ama y sufre por la muerte próxima de su ser amado. Este haiku está trenzado con amor y angustia.”

    Del post, “El amor no cabe en el haiku”, rescato lo siguiente:

    No es un buen haiku a nuestro juicio. La razón es que el peso del sentimiento de la autora es mayor que el de ningún asombro de nada que ocurriera en la Naturaleza, en este caso el canto del toratsugumi.
    [...] No es sólo que este haiku hable de amor y que no presente ningún asombro natural, sino que la autora instrumentalice la Naturaleza misma como escenografía de unos sentimientos suyos que ocupan el centro del universo…

    Resumiendo: si el amor en el haiku es una manera de referirnos a nosotros mismos, y en donde hablar de nosotros es un modo de expresar nuestra vanidad, el caso es que entonces y tal como sugiere el maestro, en el haiku cabría hablar de amor si nos referimos a el como hecho natural, al igual que “… dos amantes que pasean su amor como si fueran dos pájaros o dos mariposas.”

    Saludos

  27. Juana Says:

    Jorge Braulio, aquí va mi haiku , en recuerdo del cumpleaños de una amiga.

    Noviembre en Cuba.
    Cecy de Marianao
    cosecha soles.

    Saludos de Juana.

  28. maria luisa vazquez hernandez Says:

    me encantan

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 67 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: