Archive for 30 noviembre 2009

Fin del otoño

noviembre 30, 2009

 flores de otoño

HAKUSHI

Fin del otoño.
Pían los pollos
porque todos pían.

Algunas veces percibimos el total sinsentido de la vida. Todo es absurdidad, una imitación del absurdo, repetición de la nulidad. Mas el insignificante sonido de los pollos en medio del perpetuo silencio del cielo otoñal también tiene un sentido.

KOJIKA

Cae una hoja
de paulonia.
Ah, mi bolsillo vacío.

Esta es la poesía de Thoreau, el poder de conectar cosas dispares: ver la caída otoñal de una hoja y la perenne ligereza de un bolsillo como dos aspectos del mismo poder cósmico.

SHIMETA

Budas de piedra:
el ocaso de otoño
los enfría.

El frío creciente y la oscuridad están ahora introduciéndose en su morada apropiada. Este verso es haiku, no senryu.

HISAO

Mosca de otoño.
No sabe
que la perdoné.

YUKATA

Su hijo también
corre con los demás.
Caquis en otoño.

El hombre sorprende a algunos niños robando sus frutas, pero ve que entre ellos se escapa su propio hijo. Se le ablanda de amor el corazón y también, quizás, por la ironía.

Ventanas

noviembre 29, 2009

Ya en las ventanas
último sol de otoño.
Las nubes rosas.

Eugenio Florit
(1903-1999)

Nueras (II)

noviembre 27, 2009

GEISHA AND MAIKO

Sus únicos placeres:
atormentar a la nuera
e ir al templo.

Este, por supuesto, se refiere a la suegra. Hay algo profundamente significativo en esta combinación. ¿Cuál es la relación entre molestar y torturar a la esposa del hijo y escuchar las admoniciones y exhortaciones del sacerdote? Es una relación de contraste. Una justifica a la otra, es la causa, el anverso de la otra. Ambas acciones no pueden existir por separado.

Nuera tan blanda
que no puede la suegra
hincarle el diente.

Esto nos remite a las palabras de Lao-Tsé: No compite con los otros, así nadie es su enemigo.

Fuentes:
R.H. Blyth. Oriental Humour. Hokuseido Press. Tokyo, 1959
Japanese Life and Character in Senryu. Hokuseido Press. Tokyo, 1960

Rosarios

noviembre 24, 2009

A Rosary Shop in Old Meiji-Era Japan

El que construye rosarios
reza cada vez
que termina uno.

Es este un excelente senryu. Difícilmente podemos decidir si él realiza su rezo sinceramente, o para impresionar a un imaginario comprador, o para probar si el rosario le ha quedado bien. Como sucede siempre con los seres humanos, estamos ante múltiples motivos.

Fuente: R.H. Blyth. Oriental Humour. Hokuseido Press. Tokyo, 1959

Mamey maduro

noviembre 23, 2009

Mamey maduro
Encima el gorgorito
de las palomas

Nueras (I)

noviembre 21, 2009

Hair dressing_R Stillfried

El gran error de la nuera:
le ha arrancado
un pelo negro.

Cuando la nuera no está,
pone en los labios del niño
sus pechos mustios.

La nuera,
tan complaciente,
pronto dejará este mundo.

Emplea todas sus energías, sus poderes histriónicos, desde la mañana a la noche, para suprimir sus propios anhelos y satisfacer los caprichos de otros. No vivirá mucho tiempo.

Fuentes:
R.H. Blyth
Oriental Humour. Hokuseido Press. Tokyo, 1959
Japanese Life and Character in Senryu. Hokuseido Press. Tokyo, 1960

Lluvia de ayer

noviembre 17, 2009

catedral

lluvia de ayer
inmóvil en un charco
la catedral

Glicinas

noviembre 16, 2009

A wisteria trellis at Kameido Shrine_Kusakabe Kinbei

Por hacer caca,
pudo disfrutar
las glicinas de Tsukuda.

Tsukuda es una islita en la bahía de Edo. Ya de regreso, por la razón mencionada en el poema, él perdió el trasbordador. Mientras llegaba el próximo bote, fue a admirar las famosas glicinas, algo que no estaba entre sus intenciones. Alguna gente va al Cielo por casualidad.

Fuente: R.H. Blyth. Oriental Humour. Hokuseido Press. Tokyo, 1959

Monjes (II)

noviembre 15, 2009

 Monjes

Jardín del templo:
al pasear por allí
lo regañaron.

No debía andar por esos terrenos y lo sabía, pero el lugar era tan sosegado y encantador que deambuló hasta que uno de los monjes, en un tono más bien antibudista, le dijo que se largara.

Un chaparrón:
el de la Secta Hokke
corre al templo de Amida.

La Secta Hokke es la Secta Nichiren, fundada en 1253 A.D., siempre violentamente opuesta a todas las otras sectas. Sin embargo, cuando el monje de la secta Nichiren es sorprendido por la lluvia, corre a cualquier lugar para guarecerse, aún si se trata de un templo de la odiada secta Jôdo-Shinshu, fundada en 1224 A.D., por Shinran. “Cualquier puerto si hay tormenta” es el lema de todo lo viviente, más importante que la selección natural de las especies de Darwin.

Fuente: R.H. Blyth. Japanese Life and Character in Senryu.Hokuseido Press. Tokyo, 1960

Lluvia

noviembre 14, 2009

Papá y Yo 1

Haikus escritos por alumnos de 5to grado, en un taller que impartí, hace dos años, en la Casa de Asia que está situada en el Centro Histórico de la Habana Vieja.

La lluvia
sobre mi rosal.

Ramón Daniel

Llueve
y la tierra salpica
hojas de árboles.

Inés

Qué linda
cae la lluvia
junto al mar.

Yordán

Cuando mi perro
siente la lluvia se cae
como una gota.

Amerd