Glicinas

A wisteria trellis at Kameido Shrine_Kusakabe Kinbei

Por hacer caca,
pudo disfrutar
las glicinas de Tsukuda.

Tsukuda es una islita en la bahía de Edo. Ya de regreso, por la razón mencionada en el poema, él perdió el trasbordador. Mientras llegaba el próximo bote, fue a admirar las famosas glicinas, algo que no estaba entre sus intenciones. Alguna gente va al Cielo por casualidad.

Fuente: R.H. Blyth. Oriental Humour. Hokuseido Press. Tokyo, 1959

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: