Nueras (II)

GEISHA AND MAIKO

Sus únicos placeres:
atormentar a la nuera
e ir al templo.

Este, por supuesto, se refiere a la suegra. Hay algo profundamente significativo en esta combinación. ¿Cuál es la relación entre molestar y torturar a la esposa del hijo y escuchar las admoniciones y exhortaciones del sacerdote? Es una relación de contraste. Una justifica a la otra, es la causa, el anverso de la otra. Ambas acciones no pueden existir por separado.

Nuera tan blanda
que no puede la suegra
hincarle el diente.

Esto nos remite a las palabras de Lao-Tsé: No compite con los otros, así nadie es su enemigo.

Fuentes:
R.H. Blyth. Oriental Humour. Hokuseido Press. Tokyo, 1959
Japanese Life and Character in Senryu. Hokuseido Press. Tokyo, 1960

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: