Archive for 13 noviembre 2009

Haiku y poesía

noviembre 13, 2009

Enami1

Un haiku no es un poema, no es literatura. Es una mano agitándose, una puerta a medio abrir, un espejo límpido. Es una vía de retorno a la naturaleza, a nuestra luna natural, nuestro natural cerezo en flor, nuestra naturaleza de hoja caída, nuestra naturaleza búdica. Una vía en la cual la fría lluvia invernal, las golondrinas vespertinas e incluso el día más caluroso y la longitud de la noche se vuelven verdaderamente vívidos, comparten nuestra humanidad, hablan su propio lenguaje expresivo y silencioso.

Larga jornada.
El bote conversando
Con la orilla.
Shiki

Es un lenguaje silencioso porque nos convoca a cierta región y no explica por qué, ni dónde, ni cómo. En el verso anterior de Shiki, el simple significado de que el hombre del bote está conversando con el de la orilla, no es, con toda su poética brevedad, la verdadera significación a la que apunta el verso. Esto sucede totalmente en otro reino, donde los botes y las orillas conversan libremente entre ellos y continúan su eterna conversación, indiferentes a nuestras prosaicas querellas intelectuales.

Fuente: R.H Blyth Haiku. Vol. 1.Hokuseido Press. Tokyo, 1947
Anuncios

Rojas libélulas

noviembre 12, 2009

Ferryboats_R-Stillfried

El bote,
ya de regreso,
pasa entre rojas libélulas.

El choki (dientes de jabalí salvaje), era una esbelta embarcación que bajaba y ascendía veloz por el río Sumida. Las rojas libélulas de otoño vuelan hacia el norte, el rojo sol sobre sus colas. Los botes pasan, raudos, hacia el sur. Es una apacible escena, pero en ella hay algo más: los botes van y vienen de Yoshiwara, otro rojo lugar. ¿Esto humaniza la escena, o la corrompe? Pero ¿acaso la vida no corrompe siempre al arte?

Fuente: R.H. Blyth. Oriental Humour. Hokuseido Press. Tokyo, 1959

Peces

noviembre 11, 2009

Hokusai_Carpas

Un alevín
toca la cola de otro
Límpidas aguas

peces

Dos peces rojos
La sombra de ambos
en la blanca arena

Ejercicios de desarrollo sensorial presentados en el Taller: Ensaya tu haiku

No hay basura

noviembre 10, 2009

 No hay basura_José Eduardo Yaque

Al Maestro Gustavo Pita
que nos contó la anécdota

Título:
No hay basura
ni en el hombre
ni en la tierra
(2009)

Materiales:
Escoba plástica, plantas, agua

Autor: José Eduardo Yaque

En la obra de algunos jóvenes artistas cubanos se descubren afinidades con la espiritualidad de las antiguas culturas asiáticas y, más específicamente, con los valores estéticos presentes en el haiku. Se trata de una postura que trasciende su producción artística: ellos la asumen para descubrirse, como individuos, en las grandezas y miserias del mundo en que viven. José Eduardo Yaque integra este grupo de fieles.

***
hakikeru ga
tsui ni wa hakazu
ochiba kana

Yo las barría,
y al fin no las barrí:
las hojas secas.

Taigui

Traducción: Antonio Cabezas

Salón de espera

noviembre 10, 2009

 

Salón de espera.
Ni esa hoja que ha entrado
halla sosiego.

Juan Carlos Calahorra
(La Habana, Cuba)

Monjes (I)

noviembre 9, 2009

 Priests_F Beato

El monje mendicante
envidia al tipo ebrio.

El sacerdote es parte de una maquinaria, una maquinaria religiosa en verdad, pero está atado a su cuenco de mendicación, a su templo y su credo. El hombre ebrio está libre de todas las cosas, temporalmente al menos.

Falso se escucha
el pésame del monje,
tan ensayado.

Las escurridizas y convencionales expresiones de pesar por parte del sacerdote, no se deben al hecho de que él sea un hipócrita o un insensible, sino a que consolar personas es parte de su trabajo. Él es un “buen hombre” profesional, y habla como lo hacen el Rey y la reina a Hamlet, quien se irrita con razón ante la superficial elocuencia de sus progenitores.

Afortunadamente,
se muere el pueblo de hambre.
Los  monjes, no.

Fuente:
R.H. Blyth. Japanese Life and Character in Senryu.Hokuseido Press. Tokyo, 1960

Nodriza

noviembre 6, 2009

A woman carrying a child on her back_RStillfried

Viene la nodriza
y hace que el niño vomite
la caca de ratón.

El bebé se arrastra por el suelo e ingiere unas cositas negras que hay en él. La nodriza le hace arrojar lo que ha comido. Dice Whitman en Canto a mí mismo: Y el mozo que no tiene ni ocupación ni empleo, un segundo después, puede volverse un  héroe. El senryu tiene este heroísmo, esta cómica integridad. Ve a los seres humanos tal como son: comedores del estiércol, caníbales, incluso auto-antropófagos. Un hombre abona un árbol con sus propias heces y luego se las come en forma de manzanas.

Fuente: R.H. Blyth. Oriental Humour. Hokuseido Press. Tokyo, 1959

Sol de noviembre

noviembre 5, 2009

 

Sol de noviembre.
Viejecitos y ardillas
aún en el parque.

Eugenio Florit
(1903-1999)

Carpinteros

noviembre 3, 2009

Carpenters_R Stllfried

Para representar
el Chûshingwa,
incluyen a los carpinteros.

Esta es una compañía de actores ambulantes que presenta la obra más famosa y popular en Japón, la de los cuarenta y siete rônin que vengan la muerte de su señor. Cuando los cuarenta y siete rônin tienen que aparecer en escena (alguno en la audiencia siempre los cuenta), visten a todos los empleados del teatro para cubrir el número de personajes. Es más bien cómico, pero sentimos el pathos de toda actuación dramática, al margen de cuán costosa o elaborada sea.

Cualquier tocón
le sirve como almohada
al carpintero.

Fuente: R.H. Blyth. Japanese Life and Character in Senryu. Hokuseido Press. Tokyo, 1960

Amolador

noviembre 2, 2009

Amolador

amolador
el son de su zampoña
y los ladridos

José Manuel
(La Habana, Cuba)