…pero los locos

El pordiosero
le pone otro abrigo
a su cachorro.

…pero los locos, ay señor, los locos somos presa de afanes clandestinos: paladeamos la sed en vez del vino, confundimos tifones con sirocos. En verdad hasta ahora somos pocos: una facción de escuálidos sin tino que se asoman al muro y los espinos, tras la inyección de frescos y sofocos. La visita interrumpe la carrera del raudal en la sien. Un pez infecto anuncia el contrabando que causamos. Y nosotros los locos, a la vera, aprendimos, señor, este precepto: que de tanto olvidar nos asfixiamos.*


*Los fragmentos en letras cursivas pertenecen al poema “Los Locos”, del escritor salvadoreño Roque Dalton.
Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: