La estación del frío

Es el invierno la estación del frío. No es sólo el frío que también sienten los animales, sino el que acrecienta los sentimientos de los seres humanos; el frío cuyo hondo significado nos llega sólo en esos momentos de iluminación, cuando coinciden el miedo y la soledad, cuando descubrimos que la desconexión entre las cosas era sólo aparente.

En el Calendario Solar, el fin del año no coincide con ningún cambio natural, pero el viejo Calendario Lunar, en Japón, marca el inicio de la primavera. La luna invernal y la fría lluvia de los finales del otoño tienen un sentido especial en esta estación. La nieve en el invierno tiene el mismo rango de significación y variedad de tratamientos que los cerezos en flor en la primavera, el hototogisu en el verano, y la luna en otoño. Cuando los árboles están deshojados y los matorrales son una maraña agreste de marrones y grises, los campos y las montañas tienen un significado poético que el verdor de los otras estaciones desconoce. En Japón todas las hierbas mueren y cambian de color, lo que convierte al invierno en un tiempo de muerte, más que en otras latitudes. Los pinos, para decirlo de algún modo, parecen estar más allá de las estaciones. Chorlitos, búhos, águilas, las diferentes aves acuáticas y los peces son los únicos animales que se tratan. En cuanto a los árboles y flores, son las hojas caídas quienes nos proporcionan los mejores poemas.

Primera nieve:
las hojas del narciso
se están doblando.

Bashô

 

Más fría que la nieve,
esta luna invernal
sobre las canas.

Jôsô

 

Despertar, vivo,
en este mundo: ¡qué dicha!
Lluvia invernal.

Shôha

 

Nada se mueve
en el monte y el páramo.
Alba nevada.

Chiyo-ni

 

Un ave acuática,
hunde el pico en su pecho
y mientras duerme, flota.

Ginkô

 

Silencio: el rumor
de un pájaro caminando
sobre las hojas caídas.

Ryûshi

 

Ventisca en el monte.
El granizo se mete
en la oreja del caballo.

Tairo

 

Frío desolador.
Yace la basura
en el fondo del río.

Ichiku

 

Llovizna invernal.
Nadie dice nada
en el bote anclado.

Seisei

 

También las hojas
cayeron en la red.
Carpas de invierno.

Otsuji

 

Fuentes:
R.H. Blyth
Haiku (4 Volumes). Hokuseido Press. Tokyo, 1961
A History of Haiku. Hokuseido Press. Tokyo, 1964
Versión libre: JB
Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: