Proverbios japoneses

Una de las más importantes funciones de los proverbios es su carácter terapéutico, ya que atenúan los sentimientos de pesadumbre, cólera y desilusión al universalizarlos, al mostrarlos como algo común a todas las personas y a todas las épocas. Por otra parte, la relación entre los proverbios y el humor es tan estrecha que no sorprende descubrir que las etapas de la historia japonesa en que florece el humor, también abundan los proverbios. El militarismo y el romanticismo son enemigos del humor. Por eso los períodos Heian (794-1185) y Kamakura (1192-1333) son pobres en proverbios.

***

A menudo se olvida que lo esencial de un proverbio es que debe ser conocido por todos. Aunque sus orígenes sean plebeyos o aristocráticos, los escogen y aprueban las personas comunes y corrientes, que son al final sus árbitros. Corolario: vox populi vox dei. Ningún proverbio está errado. Igual que las fábulas de Esopo, son infalibles. Incluso cuando, como suele ocurrir, se contradicen.

***

Los aristócratas del período Heian produjeron el waka, el Nô, la caligrafía, el feudalismo, el código caballeresco (que fue explícito mucho más tarde, en el siglo XVIII) y  los proverbios y didácticas máximas morales derivadas o imitadas del confucianismo y el budismo. El pueblo común produjo el haiku, el senryu, el kabuki y los proverbios a partir de las experiencias de su vida cotidiana.

Los que se presentan a continuación son algunos de los más interesantes proverbios japoneses. Su humor es muy variado: ingenioso, profundo, juguetón, admirable, despreciativo, optimista, desesperanzador.

Doku kurawaba sara made nabure

Si comes veneno, lame el plato.

***

Oya baca, ko rikô

Padres tontos, hijos sabios.

***

Saru no shiri-warai

Monos riéndose del trasero rojo
de los otros monos.

***

Baka hodo kowai mono wa nai

Nada hay más peligroso que un tonto.

***

Dorobô ni kagi wo azukeru

Darle al ladrón la custodia de las llaves.

***

Ishi ga nagarete konoha ga shizum

La piedra flota, se hunde la hoja.

***

Uogokoro areba mizugokoro

El pez nada en el agua,
el agua nada en el pez.

Fuente:
R.H. Blyth. Oriental Humour. Hokuseido Press. Tokyo, 1959
Versión libre: JB

Etiquetas: , ,

2 comentarios to “Proverbios japoneses”

  1. haha Says:

    HAHAHAHA!!

  2. Aldo Says:

    rincón de los ja
    brusca intención de partir
    oh insertidumbre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: