Segundo plato

ANÓNIMO

Shigoto-shi no   meshi wa kogoto wo   sai ni shite

Segundo plato
en la cena del obrero:
refunfuños.

Refunfuñar constituye un placer y no precisamente el más pequeño. Nos permite sobrellevar los males de la vida, uno de los cuales es no tener nada con qué acompañar nuestro arroz. Por eso bien puede ser el segundo plato de una pobre pitanza.

Fuente:
R. H. Blyth: Japanese Life and Character in Senryu. Hokuseido Press. Tokyo, 1960

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: