Una gota de tinta (3)

No es mi intención destruir la poesía nacional. Sólo quiero reforzar  los muros de la literatura japonesa. Deseo con todo mi corazón hacer que dichos muros sean tan sólidos que ni siquiera tiemblen cuando los velludos extranjeros disparen sus cañones y hagan detonar sus minas… Considerar el tanka (en su estado actual) como el fundamento y la muralla de la literatura japonesa es como luchar con arco y flecha, o con espada y lanza, algo que resulta extemporáneo en el período Meiji. Después de todo, pagamos grandes sumas de dinero a los países extranjeros por barcos de guerra y cañones con tal de fortalecer a la nación japonesa. Quiero importar el pensamiento literario de dichos países, asimilar su canto para reforzar las murallas de la cultura japonesa. En cuanto al tanka, me propongo subvertir los viejos patrones de pensamiento y encontrar los nuevos. Consecuentemente, en relación con el vocabulario, intento aprovechar cuantas palabras sean necesarias: literarias, coloquiales, chinas u occidentales.

***

Aunque se escriba un poema en chino, en un lenguaje occidental o en sánscrito, éste será parte de la literatura japonesa si su autor es japonés. Un gobierno organizado por japoneses es un gobierno japonés, aún cuando los grados y colores a los que se asocian hayan sido modelados a partir del sistema chino y los uniformes sean al estilo chino, como sucedió en Japón bajo el Código Taihô del año 701. Si se gana una contienda con barcos de guerra comprados en Inglaterra y cañones alemanes, como sucedió en la guerra Sino-japonesa de 1894-1895, es una victoria japonesa porque, sin importar de dónde sean las armas, son japoneses quienes las manejan… No podemos depender exclusivamente de las cosas japonesas. Si borramos de nuestra literatura palabras prestadas de China como: caballo, ciruelo en flor, mariposa, crisantemo, escritura y otras, ¿qué nos queda? Japón no existiría si los japoneses se hubieran limitado ellos mismos a comunicarse sólo con palabras nativas. La literatura japonesa sufrirá un colapso si a nuestros escritores les da por cometer semejante dislate a estas alturas.

Masaoka Shiki

Fuente:
Janine Beichman. Masaoka Shiki. Kodansha International. Tokyo, 1986
Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: