Los sueños de un enfermo

Odio el mes de mayo. Este sentimiento, en los últimos días, me ha dejado insoportablemente deprimido. No logro poner en orden mis ideas.

Todavía, sin embargo, en mis sueños paseo casi feliz. Mas si tengo que saltar por encima de algo, la cabeza me da vueltas.

Cuando me aplasta el sufrimiento no tengo otra defensa que el ansia de flotar, ingrávido, en el cielo, como si el peso específico del aire y el de mi cuerpo se igualaran.

El año pasado, por esta época, lograba gatear hasta la próxima habitación. Este año, voltearme en el lecho se me dificulta; el próximo, probablemente, seré incapaz de moverme.

Una gota de tinta
15 de mayo de 1901

***

Gozosamente
ascendí el Monte Fuji.
Mientras mis piernas
temblaban en la cúspide
me desperté.

El dolor me despierta
de un sueño doloroso.
Enjugo mi sudor
y los pétalos de rosa
se desparraman.

Inválido ante el espejo

Aquel hombre con quien
me encontraba en el espejo,
ya no existe. Ahora
sólo veo un rostro devastado
que lagrimea.

Masaoka Shiki


Fuente:
Janine Beichman. Masaoka Shiki. Kodansha International. Tokyo, 1986

Versión libre:JB
Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: