¡Ñó, un macao!

¡Macaos del Patio:
si no hay caracoles,
los tubos bastan!

Halló el macao
en un trozo de tubo
alojamiento

¿Los caracoles
están caros? Pregúntale
a ese macao.

***

Durante la plática que sostuve con mi hermano José Manuel en torno a este hallazgo familiar, hicimos una nueva versión:

Se arrastra un tubo
al mediodía, en las piedras.
¡Ñó, un macao!

Anuncios

Etiquetas: , , ,

2 comentarios to “¡Ñó, un macao!”

  1. Mercedes Pérez Says:

    ¡Ñó, un macao! jejejejeje… muy bueno ese sentido del humor…

    Aquí los llamamos cangrejos ermitaños, o sólo ermitaños. Siempre me han fascinado sus dotes para sobrevivir en cualquier refugio que le venga a la medida. Es muy gracioso.

    Saludos, Mercedes

  2. jorgebraulio Says:

    Mercedes:

    Estos bichos a mí me caen bien. Aunque dicen que cuando muerden no sueltan su presa. En Cuba hay un dicho: “Hay que darle candela, como al macao…” Esa es la única manera de lograr que abran las tenazas.

    Saludos desde La Habana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: