En otoño no sólo caen las hojas

El otoño no supone simplemente la caída de las hojas, sino el declive de las fuerzas vitales en todos los objetos naturales, incluyendo al hombre. Porque la experimentamos en nosotros mismos, somos capaces de advertir esa merma de energía en lo que nos rodea.

Durante esta época, la Vía Láctea se ve más nítida, la sentimos con mayor intensidad. Sin embargo, es la luna el alma del otoño. Al sol lo aceptamos como un don, pero la luna con su remota cercanía, con su silencioso y tenue resplandor, hace más hondo el misterio de nuestra propia vida. El viento de otoño tiene también un sonido diferente al de las otras estaciones: quizás en él oímos el susurro de la muerte.

Sería imposible obviar a los espantapájaros. Constituyen un tema peculiarmente japonés. El canto de los insectos en otoño fue también un motivo frecuente de efusiones líricas, tanto en China como en Japón.

Entre la belleza de las hojas y las flores, el crisantemo, con su poderoso y enigmático aroma, se convierte en la flor principal de esta estación.

Larga noche:
el sonido del agua
dice lo que yo pienso.

Gochiku

***

Medianoche:
la Vía Láctea
ha cambiado de lugar.

Ransetsu

***

Luna en el agua:
rota una y otra vez,
mas siempre ahí.

Chôshû

***

Hojas de hiedra:
a un tiempo se estremecen
con el viento otoñal.

Kakei

***

Ruido de algo:
el espantapájaros
se cayó solo.

Bonchô

***

Insectos cantando:
en la pared, un hueco
no visto ayer.

Issa

***

Brillante luna otoñal:
en las sombras,
la voz de los insectos.

Bunson

***

No dicen nada:
el anfitrión, el huésped,
el blanco crisantemo.

Ryôta

Fuente:
R. H.Blyth. Haiku. Vol III. Hokuseido Press. Tokyo, 1952

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Una respuesta to “En otoño no sólo caen las hojas”

  1. Mirta Gili Says:

    El otoño, da comienzo a la pausa en la actividad cíclica de la naturaleza. Pero siempre hay algo en ella que jamás dejará de sorprendernos.
    La luna y sus misterios, como lo dices…

    cierro la puerta,
    quedan fuera las sombras
    de luz de luna

    Te abrazo desde nuestra primavera en la que ya comienza a resurgir el verdor, los aromas, los apareos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: