Es el Décimo Mes

Es el Décimo Mes:
no voy a ningún lado,
nadie viene aquí.

Shôkaku

Cuando consideramos la vida poética del autor, hay asociaciones que embellecen esta ausencia de sujeto. Pero el núcleo del poema no está en las afueras, sino en el mismo centro de la voluntad. “No voy a ningún lado.” ¿Por qué no va a ningún lado? “Nadie viene aquí.” ¿Por qué nadie viene? Todo está en la voluntad del poeta. Y podemos hacer unas preguntas más. ¿Por qué la ausencia debería tener un significado más profundo que la presencia? ¿Por qué “nadie” y “ningún lado” resultarían más sugestivos que “alguien” y un sitio determinado? En verdad, el “nadie” del poema es un ser tan real como nosotros mismos:

–A nadie veo en el camino– dijo Alicia.

–¡Quién tuviera tales ojos!–, comentó el Rey en un tono irritado. –¡Poder ver a Nadie! ¡Y a esa distancia! Ya es demasiado el esfuerzo que tengo que hacer para ver a las personas reales, con esta luz.

Fuente:
R. H.Blyth. Haiku. Vol IV. Hokuseido Press. Tokyo, 1952
Versión libre: JB
Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: