Una chiquilla

Una chiquilla
cenando a solas
Crepúsculo otoñal 

Shôhaku 

Este aparece con la siguiente leyenda: “El patetismo de una criatura abandonada cuya madre ha muerto.”

La pequeña niña ha perdido a su madre no hace mucho tiempo. Está muy indefensa. Alguien, probablemente un familiar, le ha traído comida y, ocupado en sus asuntos, la deja comiendo a solas. La melancolía de la juventud y de la soledad, están en plena armonía. Pero por encima de todo, nuestra comprensión instintiva, poética, de que todos somos jóvenes y huérfanos: todos comemos en medio de una absoluta soledad. La melancolía de las cuatro estaciones nos inunda.

Aún más profundo que esto es nuestra percepción de todo el patetismo que encierra el acto de comer. Comemos para vivir. Pero estamos a un paso de la inanición, la distancia de un pelo nos separa de la muerte. Y la inconsciencia de la niña en relación con su propio patetismo, ese mismo estado olvidadizo en el cual ella está sumergida mientras come, provoca en nosotros un estado semejante. Estamos en el reino del patetismo (en el sentido de que todo es patético), y la estrofa nos guía por esos dominios con suaves ademanes.

 

Fuente:
R. H.Blyth. Haiku. Vol III. Hokuseido Press. Tokyo, 1952
Versión libre: JB
Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: