En Fukagawa

Lenta y pura la nieve
sobre el Sumida cae.

En la orilla, su cabaña,
bajo las barbas del humo.

Alrededor,
la huella de la liebre,
el salto de la trucha
en el acertijo del agua,
los árboles solos
que se resisten a ser noche.

El antiguo camino de las barcas
ya no es este,
donde un dios informe
cabecea de día,
para aquejar la noche
en sus márgenes ociosas;
pero su lado más justo
aquí se siente comprendido.

Nadie habla de Basho.
Nadie tiene verdades que mentirle.

Sabedlo:
sólo este río brujo le entusiasma.

 

Jorge R. Bermúdez
(Ranchuelo, Cuba)

 

Además de su profunda labor como investigador y ensayista en el campo del arte y el diseño gráfico, Jorge R. Bermúdez ha publicado los poemarios Obediencia de la madera (Editorial Letras Cubanas, 1991) y Alma América (Editorial Gente Nueva, La Habana, 1992). Participó en el NOSSIDE 2001, en el que obtuvo primera mención en la categoría de poesía. Publicó la novela histórica Donde sueña la bruma (Colegio Salamanca, España, 2000). El poema que presentamos forma parte de un libro en proceso de edición titulado Las Ramas del Fuego.
Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: