Una mata para el solo

Mi hermano José Manuel y yo compartimos este recuerdo de nuestra infancia…

***

Patio invernal
Tuerce un tabaco el viejo
y se sonríe

Nunca vio cuando su madre los colgaba en la aun tierna anonácea. Cada mañana, antes de ir para el colegio, miraba extasiado aquellos rojos y brillantes frutos que se usaban en la casa para aderezar frijoles o comerlos entre dos tapas de pan. En ciertas ocasiones lograba acopiar las cascaritas o algún que otro pedazo, iba para su escondite y masticaba con deleite.

Una vez intentó coger uno y fue sorprendido. Le advirtieron que no podía tocarlos sin permiso. Durante muchas noches más siguió soñando con obtener las semillas y sembrar, para él solo, una mata de chorizos.

Anuncios

Etiquetas: , ,

4 comentarios to “Una mata para el solo”

  1. ROSALBA MOLINA Says:

    Buen día! Día por medio reviso la página y siempre quedo “con ganas de más”, no porque algo falte sino siempre se quiere disfrutar mas de lo bueno. Hoy, adicionalmente ejercité muy temprano mi garganta con carcajadas de lo mucho que disfrute tanto el haiku como sus recuerdos. Gracias por hacer cada dia…uno mejor para cada uno de nosotros …sus lectores y deseo para Ud. dias maravillosos!
    Rosalba

    • jorgebraulio Says:

      Agradecido, Rosalba. Comprobar que alguien se conmueve o alegra con lo que escribo me da fuerzas para seguir en este empeño.
      Ojalá que el regocijo y los asombros nunca nos abandonen.
      Saludos desde La Habana

  2. haikuba Says:

    Jajajajajajajajajajajaaaaa!!!!!
    Jorge Braulio, me rei hasta las lágrimas con este haibun y Hana tuvo que agarrarse las cajetillas para que su risa no llegara al suelo jajajajaja, gracias por compartirlo con nosotros y el haiku me encantó lo mismo para verlo como una fotografía que como escena, el movimiento hábil y concentración deleitosa del viejo torciendo su tabaco cuando de pronto el suceso lo saca de su tarea y le arranca la sonrisa. Ya lo he leído varias veces y todavía me río.
    cariños Mizu y Hana

    • jorgebraulio Says:

      Ay, Mizu, mi hermano y yo durante años nos hemos reído con la dichosa mata de chorizos. Lo que él no mencionó por delicadeza es que un día, en el colegio, le pregunté a mi maestra porqué la mata de chorizos de mi casa también daba anones.
      Nos vemos pronto. Un beso para tí y otro para doña Hana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: