Silva Cubana 2

El Marañon fragante
Más grato que la guinda si madura,
El color rozagante
Oh Adonis en lo pálido figura;
Arbol ¡oh maravilla!
Que echa fruto después de la semilla.

Manuel Justo de Rubalcava
(Cuba, 1769-1805)

 

Marañon.− N. s. m.− Arbol bajo, comun en casi toda la América y en esta Isla en tierras cultivadas y pobladas; cinco o seis varas de altura; torcido, claro, corteza gris, madera blanca ligera; hojas ovales, de tres a cinco pulgadas, amarillosas-rojizas que pasan a verdegai lisas, gruesas y duras con un pequeño pezon y por ámbos lados con nervios paralelos; flores en diciembre y abril de cinco pétalos blancuzcos y luego colorados en ramillete, de olor suave: tiene la singularidad de producir la semilla fuera del fruto, adherida por la concavidad que esta forma en su parte más gruesa que mira al suelo miéntras pende por la otra de su pedúnculo: el Marañon sazona en mayo y julio; es de figura acorazonada de pera, amarillo o colorado, segun su variedad, blando y con mucho zumo agridulce demasiado astringente, del cual se hace buen vinagre; mancha la ropa y como el árbol sirve sirve de curtiente, es fresco, agradable y se chupa, dejándose el bagazo indigesto: la semilla parece un Frijol grande de una pulgada figurando la oreja humana en su perfil, color aplomado-verdoso, cuya cáscara tiene acéite mui cáustico inflamable y dentro una almendra blancuzca, que asada es sabrosísima, más que el Maní: el tronco por incisión da una goma trasparente propia para barniz de muebles, que puede suplir a la Arábiga. Se aplica para las enfermedades del pecho &c. Tal es el Acajou pomme Frances, el Marai de Costa-firme, el Cajuil de Santo-Domingo y Puerto-Rico (no Pajuil como dice Jimenez; Pajuil es el Pavo Real) y Cajinicuil de los Mejicanos. El nombre parece corrompido de Marai o Marayo, como se llamaba la Isla que forman los dos brazos del Rio Marañon o Amazonas reconocido por Yañez. Véase a Navarrete, tomo 3 pág. 20. (Anacardium occidentale, L.)

Fuente:Esteban Pichardo: Diccionario provincial casi razonado de vozes y frases cubanas. Editorial de Ciencias Sociales. La Habana, 1976.
Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: