Silva Cubana 6

El celebre Aguacate
Que aborrece al principio el europeo,
Y aunque jamás lo cate
Con el verdor seduce su deseo,
Y halla un fruto esquisito
Si lo mezcla con sal el apetito.

 

Manuel Justo de Rubalcava
(Cuba, 1769-1805)

 

Aguacate.–N. s. m.– Voz ind.– Arbol comun y apreciado por su fruto del mismo nombre. Crece a la altura de más de diez varas; hojas alternas terminadas en puntas: su madera es vidriosa y por ello de los vegetales que más padecen con los vientos impetuosos; la decocción de sus pimpollos se administra en la supresión del ménstruo y se juzga abortiva: presenta sus flores blancas en primavera: el fruto en junio y se acaba en octubre o noviembre; tiene la figura de una pera mui grande, a vezes demasiado estendido el pico (lo cual más frecuentemente sucede en el de cáscara verde; pues el morado es casi nulo:) la sustancia pulposa oleosa que encierra es gratísima, y se come regularmente con sal y en ensalada, que denominan Guacamol o Guacamole; de ninguna manera el hueso o semilla, que se tiene por venenosa [exepto para los animales] y da un tinte fuerte. Dicen Panudo o Seboso, Aguanoso o Aguachento al fruto, segun su pulpa, ventosa en alto grado, de donde viene el refrán vulgar: “Aguacate maduro, pedo seguro” (Persea gratíssima.)

 

Fuente:
Esteban Pichardo: Diccionario provincial casi razonado de vozes y frases cubanas. Editorial de Ciencias Sociales. La Habana, 1976.
Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: