La mariposa bruja

En paz con Dios andaría la mujer… y todos con la naturaleza, si en vez de atribuirle místicos augurios de muerte y espantarla, le brindáramos tranquilo asilo cuando, en busca de luz, se oculta de los machos después de haber quedado fecundada.

Entra a la casa
la mariposa bruja
y se arrincona

José Manuel
(La Habana, Cuba)

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: