Ante el espejo

Ante el espejo,
imitando la risa
del director.

El subalterno, a solas frente al espejo, repite los ademanes de su jefe. Ni él mismo tiene claro si se trata de una burla, un repunte de inconfesado respeto, una secuela de soterrada envidia o mero ejercicio de actuación, útil para congraciarse con el dirigente en la próxima asamblea.

Anuncios

Etiquetas: ,

2 comentarios to “Ante el espejo”

  1. Ana Rosa Says:

    ME GUSTA LA IRONÍA DEL MOMENTO, SOBRE TODO SI EL QUE IMITA SE LO TOMA A BROMAS. NO TODOS LOS JEFES SON IMITABLES ¿VERDAD?
    UN SENRYU ESTUPENDO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: