Haiku, senryu y sexo

Utamaro Kitagawa_El Beso

En nada se manifiesta con más claridad la diferencia entre el senryu y el haiku que en su relación con el tema del sexo. Para el haiku, el sexo casi no existe; para el senryu es algo omnipresente. Hay, en verdad, algunos versos semi-amorosos de Kikaku, Ransetsu, Buson, Kyoshi, pero su monto no es significativo. El senryu se preocupa, sobre todas las cosas, por la relación esencial del hombre con el hombre y del hombre con la mujer. Un gran número de versos tratar el tema de Yoshiwara, no puede obviarse este asunto.

En primer lugar, debido a la influencia del confucianismo, la vida familiar japonesa se había vuelto extremadamente rígida y formal. Entre los jóvenes de sexos opuestos, incluso entre marido y mujer,  la relación intelectual o emocional era escasa o no existía en absoluto. A las parejas casadas nunca se les veía juntas, mucho menos en la calle. El único sitio donde un hombre podía conocer a una mujer libremente era en las casas de prostitución. Estos lugares eran de todo tipo, pero muchas de las mujeres empleadas allí eran  inteligentes, con dotes artísticas, que habían adquirido, por diversas vías, una educación a la que no tenían acceso sus hermanas más virtuosas.

Además, desde el punto de vista de senryu, Yoshiwara era un lugar donde el sentimiento humano se disimulaba menos que en otras partes. Para el estudio de la psicología humana, ningún sitio podría ser mejor. Esto, claro está, no fomenta una visión muy enaltecedora de la naturaleza humana, pero hay que recordar que las personas no son tan diferentes en uno u otro lugar.

Como institución, la prostitución pública, igual que la guerra, la esclavitud, el trabajo pesado o la discriminación racial, resulta indefendible, y debe ser abolida. Sin embargo, mientras continúen existiendo en el mundo, no podemos negarnos a nosotros mismos los beneficios que están ligados a dichas instituciones, por ejemplo, el surgimiento del propio senryu. La actitud del escritor de senryu respecto a Yoshiwara es la de Dios, que no aprueba ni condena, sino que toma nota de los sufrimientos, los placeres, los vicios y las virtudes de la humanidad tal como se manifiestan en esos lugares. Es trágico, es cómico, es así. No hay nada más que decir en relación con cualquier fase de la vida. Estos tres elementos: el dolor, el humor y lo inevitable, irrumpen en todos los mejores senryu sobre este tema.

En este sentido, vemos con mayor claridad tal vez que en cualquier otro caso, que los senryu son obras de arte. Rechazar el senryu relativo a Yoshiwara por razones morales, sería lo mismo que rechazar a Hamlet porque planificó y ejecutó un asesinato. Digamos que Shakespeare no estaba de acuerdo con el asesinato. Esto bien puede ser así, en lo que se refiere a él mismo y a sus propias acciones. Pero no es posible decir que él lo desaprobara en Hamlet, Otelo y Macbeth. La madurez, no la moral, es todo.

Fuente:
R. H.Blyth: Senryu. Japanese Satirical Verses. Hokuseido. Tokyo, 1949
Versión libre: JB

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

5 comentarios to “Haiku, senryu y sexo”

  1. Mercedes Pérez Says:

    Bienvenida esta puntualización. Creo que por estos lares, todo lo que tenga métrica 5-7-5 se considera haiku y de ahí puede que nazca la confusión. A ver si a través de profundizar en la información, que la hay, mucha y muy buena, logramos dejar las cosas en su sitio sin menosprecio de nada ni de nadie.

    Al haiku lo que es del haiku y al senryû lo que es del senryû…( o zappai, o tercetos, o seguidillas o lo que queramos)

    Gracias por difundir esta información Jorge Braulio, que falta hace a tenor de lo se puede llegar a leer bajo el nombre de “haiku”.

    Un abrazo, Mercedes.

  2. Konstantin Says:

    .

    ¨Como institución, la prostitución pública, igual que la guerra, la esclavitud, el trabajo pesado o la discriminación racial, resulta indefendible, y debe ser abolida. Sin embargo, mientras continúen existiendo en el mundo, no podemos negarnos a nosotros mismos los beneficios que están ligados a dichas instituciones, por ejemplo, el surgimiento del propio senryu¨ .

    … Este pensamiento me resulta confuso: por una parte el autor reconoce que son fenómenos muy malos y que son indefendibles, pero luego hace justo eso declarando lícitos los ¨beneficios¨ que aportan, sin citar nada más que el senryu como supuesto beneficio.

    …Y todo esto, dicho justo del país que sufrió los ataques de Hiroshima y Nagasaki y de otras bellezas de la 2-a guerra mundial, cometidas por todas las partes que no conviene quiero citar aquí.

    A mi modo de ver, ningún senryu puede justificar la guerra y la esclavitud femenina, la discriminación de sexo y raza.

    Dudoso bien que no justifica los medios.

    ———————————————————————————

    ¨La actitud del escritor de senryu respecto a Yoshiwara es la de Dios, que no aprueba ni condena, sino que toma nota de los sufrimientos, los placeres, los vicios y las virtudes de la humanidad tal como se manifiestan en esos lugares¨.

    Me gustaría saber a qué dios se refiere el autor, porque el Dios verdadero está vívamente interesado en los asuntos humanos, como cualquier padre que vive con las cosas de sus hijos, alegrándose por las buenas y sufriendo por las malas.

    ——————————————————————————–

    ¨Rechazar el senryu relativo a Yoshiwara por razones morales, sería lo mismo que rechazar a Hamlet porque planificó y ejecutó un asesinato¨.

    …Bueno, Hamlet nunca planificó ningún asesinato: mató accidentalmente a Polonio, el padre de su amada Ofelia, quein se encontraba espiándole detrás de una cortina. El príncipe danés pensó que el personaje detrás de la cortina era su tío, el rey Claudio, el cobarde asesino y usurpador del trono y del lecho conyugal de su padre.

    Era un asesinato fortuito y no planificado; más aun, según el código moral medieval, tenía el perfecto derecho de llevar a cabo una venganza de sangre. Y no sólo eso, sino Hamlet obró por mandato expreso de su padre, quien se le había aparecido como un fantasma, pidiendo que el hijo se vengara de su tío por el horrible crimen que había cometido.

    Hamlet se nos muestra como un personaje trágico, cuya alma bella, delicada y nada violenta lleva la herida de la injusticia por la traición de su madre y tío, lo que finalmente le empuja al borde de la locura.

    No es autor de tramas, sino todo lo contrario: es la víctima de las tramas de Polonio contra su vida y la de su padre .

    Un abrazo,

    Constantino (Konstantin) Dimitrov

    .

    .

    • jorgebraulio Says:

      Konstantin,
      tus observaciones son esenciales. Algunas afirmaciones de Blyth, precisamente en temas relacionadas con la mujer y el cristianismo resultan muy polémicas y provocadoras.
      A mi versión en español de sus palabras quizás le faltan matices, por eso transcribo las palabras originales de Blyth:

      As for the institution of public prostitution, like war or slavery or sweating or racial discrimination, it is indefensible, and should be abolished. Nevertheless, so long as these continue to existe in the world, we cannot deny ourselves whatever profit is bound up with these institutions; as an example, the very senryu in question. The attitude of the senryu writer towards the Yoshiwara is that God, who does not condone or condemn, but takes note of the sufferings, the pleasures, the vices and virtues of mankind as they are manifested in such places. It is tragic, it is comic,it is so, -there is nothing more to be said than this concerning any phase of life. These three elements, the grievous, the humorous, and the inevitable, enter into all the best senryu on this subject.

      ***
      To reject senryu concerning the Yoshiwara on moral grounds, would be comparable to rejecting Hamlet because he planned and performed murder. It will be said that Shakespeare did not approve of murder. This may well be so, as far as he himself and his own actions were concerned, but it is hardly possible to say that he dissaproved of it in Hamlet and Othelo and Macbeth. Ripeness, not morality, is all.

      Saludos desde La Habana

  3. Konstantin Says:

    ….

    …Perdón, quise decir ¨Claudio¨ y no ¨Polonio¨ en el último párrafo.

    C.D.

  4. Konstantin Says:

    Querido Jorge:

    Como sabes, soy traductor de inglés y como profesional afirmo que la traducción es correcta y no te has perdido ningún matiz, salvo quiza, el ¨the very senryu in question¨ que no es tan relevante, sobre todo para lo que estamos tratando. Según puedo ver, todo lo demás es completamente fiel al original.

    Referente a lo que dices, ser polémico y provocador tiene por qué ser una cosa obligatoriamente mala, siempre y cuando uno ande en la verdad y sea misericordioso. Por ejemplo, Hamlet fue provocativo y polémico hasta el punto de parecer loco y resulta que era el único en su sano juicio en aquella corte corrompida por el mal. Era una persona llena de bondad y justo por ello le desgarraba tanto el deber de vengarse de su tío y el estar constantemente escandalizando a los demás. Pero el mandato de su padre era insolayable y la rabia por la traición superaba su capacidad de autocontrol. Había entrado en una espiral de impulsos y sentimientos que tarde o temprano iban a acabar con él.

    Blyth llega a afirmar una cosa que (y estoy siendo muy cuidadoso con las palabras) es como mínimo absurda: que el autor sí se condenaría a sí mismo si llegara a asesinar, pero no rechaza que lo hicieran los protagonistas de su obra, en este caso Otelo y Macbeth (de Hamlet ya hablamos). Parece como que un personaje ficticio puede hacer lo que sea y que ello no esté sujeto al código moral: no por ser ficticio el personaje , sino justo por representar la vida real. Por eso decía que es una afirmación absurda.

    Lo que pasa con Blyth es que no parte de un sistema de valores éticos, sino que pone el arte por encima de la moral, igual que Oscar Wilde y muchos modernistas más. Incluso ahora que me fijo más detalladamente en el texto citado, veo que llega a afirmarlo con una claridad meridiana al decir que no la moral, sino la madurez lo es todo (Ripeness, not morality, is all). Para él la madurez consiste en no interferir, en no condenar, en dejar las cosas como son, haciendo una cosa inadmisible: una moral privada para el hombre y otra, en cuanto a su actitud hacia afuera, hacia el mundo. A eso ni más ni menos se le llama doble moral.

    Ripeness, not morality is all…Aforismo aparte, no entiendo cómo una persona puede ser llamada madura si no es ética, (o es ética a medias, sólo en lo privado) cuando es justo lo contrario: únicamente a una persona ética podríamos llamarla madura con propiedad. Un niño no es considerado maduro justo porque no es ético, es decir, no sabe distinguir muy bien todavía entre le bien y el mal.

    A mi modo de ver, los valores humanos son la columna vertebral que sostiene al hombre: en su vida cotidiana y tambíen en todas las manifestaciones artísticas. Es completamente falso identificar moral con esclavitud y con moralismo so pretexto de una libertad que se encuentre por encima de lo ético.

    Pero no me extraña: si uno prescinde de Dios (y hablar de Dios sin saber de Dios es lo mismo que prescidir de Él, si no peor), acaba cayendo en la confusión; es decir, entronando cualquier filosofía, teoría o el arte mismo por encima de los valores morales. Como decía Pascal en sus ¨Pensamientos¨: cuando uno pierde noción del verdadero bien, todo se convierte en su bien; cuando uno pierde noción de la verdad, todo se convierte en su verdad.

    A mi modo de ver, afirmaciones escanadalosas como que la guerra, la explotación sexual de la mujer y el abuso del prójimo tienen su beneficio (profit) del que ¨no deberíamos privarnos¨ (!) y que Dios es un frío observador de las glorias y miserias humanas son la lógica consecuencia de un pensamiento que al intentar librarse de los valores morales, ha caído esclavo de la arbitrariedad.

    …No sé si a Blyth hubiera tenido ganas de seguir afirmando lo mismo y de glorificar el senryu por encima de la guerra si en 1945 su familia hubiera quedado carbonizada en Nagasaki, o enterrada bajo los escombros de Tokio tras los ferroces bombardeos de la capital. O hubiera tenido a familiares en Buchenwald o Nanking, por poner sólo unos cuantos ejemplos.

    Parece que tendríamos que estar agradecidos que existieran los galeotes o los esclavos constructores de las pirámides faraónicas, los sacrificios humanos o las prostitutas en la Roma imperial por los supuestos beneficios que han aportado, de los cuales nadie tendría que privarse.

    …Lo triste de todo ello es que los amplios conocimientos de Blyth sobre el haiku y su estilo fluido le han ganado una categoría en este ámbito artístico que hace más fácil que los lectores sean influidos por doctrinas como las expuestas, en este y en otros párrafos suyos.

    Tengo más observaciones sobre el texto, pero pararé aquí; creo que con lo dicho es más que suficiente.

    Muchas gracias,

    Konstantin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: