Una gota de tinta (6)

Estoy parado al pie de una mesa que preside Enma, el Señor de los Muertos.

-Deseo hacer un pedido- digo.

-¿De qué se trata?- brama Enma.

Entonces, cortésmente, le explico que soy Masaoka Shiki, un inválido de Negishi. Le digo que estoy ahí para averiguar por qué nadie de su agencia ha ido a buscarme, aunque estoy listo para ser llevado, y que deseo saber cuándo irán por mí. Inmediatamente el Señor Enma mira amablemente su registro de 1901, pero no logra encontrar mi nombre. Se le ve nervioso durante la búsqueda, grandes gotas de sudor ruedan por su rostro. Finalmente descubre mi nombre tachado en el registro de mayo de 1897.* La anotación dice que el Demonio Azul Número Cinco fue el encargado de buscarme, así que lo convoca para aclarar el asunto. El demonio responde:

-Fui para atraparlo, mas las calles de Negishi tienen tantas curvas y recovecos que no pude encontrar la casa y regresé.

El Demonio Rojo Número Once, que había ido por mí la segunda vez, es convocado e interrogado. Responde:

-Ah, sí, fui. Pero cuando llegué al Callejón del Ruiseñor, vi que era demasiado angosto y no podía pasar el Carro de Fuego,** así que retorné.

El Señor Enma parece muy disgustado cuando se entera de esto, pero Lord Jizô,*** que está junto a él, dice:

-En vista de las circunstancias, como un favor hacia mí, dele otros diez años de vida.

Desesperado intervengo:

-¡Qué idea tan terrible! A nadie le molestaría diez años más de vida si estuviera sano. Pero si voy pasar el tiempo que me queda con el dolor que estoy soportando ahora, quiero que me lleven lo antes posible. ¡No podría aguantar esta tortura un año más!

De repente, parece que el Señor Enma se apiada de mí:

-Si así es como se siente, ¡vendré a buscarlo esta noche!

Me quedo un poco desconcertado.

-Esta noche es demasiado pronto.

-¿Y mañana por la noche?

-¡No me atormente tan cruelmente! Quiero ser tomado por sorpresa.

El Señor Enma, sarcástico, sonríe.

-Muy bien, entonces lo haré sin advertirle. Sin embargo, usted debe tener en cuenta que la sorpresa podría ser esta misma noche.

-Señor Enma, no disfruto las amenazas. (A la manera de Kikugorô)****

El Señor Enma ríe a carcajadas:

-¡Este es un tipo que realmente sabe lo que quiere! (A la manera de Sadanji). Sonido de claquetas.

Telón.

Masaoka Shiki

* En mayo de 1897, Shiki tuvo un intenso dolor en la zona pélvica y estuvo gravemente enfermo.
** El Carro de Fuego era, segun las ideas budistas, el vehículo en el que las personas viajaban al inframundo.
*** Jizô es un boddhissatva que vivió en este mundo, en el período comprendido entre la muerte de Sakyamuni y el advenimiento de Miroku. Su misión era guiar a los seres humanos por el camino del bien. En la creencia popular, es el guardián de aquellos que mueren en la infancia.
**** Onoe Kikugorô V (1844-1901) e Ichikawa Sadanji I (1842-1904) eran, con Ishikawa Danjurô IX, los tres actores de Kabuki más populares del período de Meiji. Los tres eran conocidos por sus siglas como Dan-Kiku-Sa.

Fuente:
Janine Beichman: Masaoka Shiki. Kodanha International. Tokyo, 1986
Versión libre: JB
Anuncios

Etiquetas: , , ,

Una respuesta to “Una gota de tinta (6)”

  1. Barlo Says:

    Delicioso, jorgebraulio. Además de escritor de haiku, Shiki nos parece un buenísimo minicuentista. Estos aportes nos deparan muy gratas sorpresas. ¡Ojalá nos llegasen traducciones de sus muchos ensayos sobre temática haiku…!

    Un abrazo y gracias por compartir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: