Escuchar a la luna

Meigetsu ni  inukoro suteru  shimobe kana

La luna llena…
Un sirviente
abandona a un cachorrito.

Buson

Aquí Buson se alza por encima de la moral, por encima del panteísmo, a una esfera en que las cosas simplemente están. La brillante luna otoñal está alumbrando, y un sirviente lleva a un gimoteante cachorro para abandonarlo en la espesura y dejar que muera de hambre. Es demasiado compasivo y, reacio a matarlo él mismo, elude la responsabilidad permitiendo que la Naturaleza haga su labor. Todo se purifica bajo los brillantes rayos de la luna: la cobardía y el heroísmo, la crueldad, la compasión, el sentimentalismo, el cachorro a medias humano, el sirviente a medias canino. Dios hace brillar a su luna sobre el cachorro solitario en la maleza. Para demostrar los alcances del genio poético de Buson, podemos comparar estos versos con otros, en los que se aprecia cómo el poeta mira la luna primaveral con los oídos de Buda:

Tsuki ni kikite  kawazu nagamuru  tanomo kana

Escuchar a la luna,
mirar fijamente el croar de las ranas…
La extensión del arrozal.

Tiene una nota preliminar: “Para Kito, en la Fiesta de Escuchar a las Ranas.”

La poesía de Buson sería descrita por algunos como un simple recurso literario, un ejemplo de la figura retórica llamada Epíteto Transferido.* Pero como se apuntó en el capítulo sobre figuras retóricas en El Zen en la literatura inglesa, una figura retórica es una forma de la imaginación, cierta manera de comprender las cosas que se aparta de la normalidad, que exige por lo tanto una forma diferente de expresión. A veces, en verdad generalmente, miramos fijamente a la luna y escuchamos a las ranas, pero en otras ocasiones, más a menudo de lo que somos conscientes, actuamos como lo ha escrito Buson.

Fuente:
R. H. Blyth: Haiku. Vol. IV. Hokuseido. Tokyo, 1951
Versión libre: JB
***

*La hipálage (del griego ὑπαλλαγή, ‘sustitución’) es una figura retórica que consiste en atribuir a un sustantivo una cualidad o acción propia de otro sustantivo cercano en el mismo texto, rompiendo así con la relación lógica del sustantivo con el verbo o adjetivo. Un ejemplo es el famoso haiku de Matsuo Basho:

¿Quién es el que se lamenta,
su barba soplando al viento,
por el ocaso del otoño?,

donde se atribuye la acción de soplar a la barba en vez de al viento.

(Fuente: Wikipedia)
Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

3 comentarios to “Escuchar a la luna”

  1. jorgebraulio Says:

    Como siempre, una lección la traducción y el comentario de Vicente Haya sobre este haiku, que puede consultarse en su blog, con el título: Un hombre puro.
    De allí es este fragmento:

    “Buson tan sólo mira la escena; no la piensa, no la juzga. Es un pintor; no un filósofo ni un creyente. Un arte que represente la Realidad no debe ser rehén de la Ética.”

    http://blogs.periodistadigital.com/elalmadelhaiku.php/2011/06/16/un-hombre-puro

  2. Barlo Says:

    ¡Así es el Dao!

    “Un arte que represente la Realidad no debe ser rehén de la Ética.”

    Salud

  3. Barlo Says:

    … ni de las creencias religiosas, faltó añadir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: