Archive for 19 enero 2013

To Blyth, or not to Blyth…

enero 19, 2013

BLYTH mas o menos 1

To Blyth,
or not to Blyth,
that is the haiku…

Anuncios

Carbón ardiendo

enero 15, 2013

 Lighting_a_charcoal_brazier_wittig_collection_painting_04_signed_by_ike_no_taiga__detail_1_

Sumi no hi ya  yowai no heru mo  ano tôri

Carbón ardiendo…
Nuestros años declinan
del mismo modo.

Issa

Confrontemos este con los versos de Landor:

Calenté mis manos ante el fuego de la vida;
Ya mengua, y estoy listo para partir.*

Hay una semejanza obvia en cuanto a la idea, pero el estado de ánimo es diferente. Landor dice: “He tenido una buena vida. En la poesía y en la comunión con la naturaleza. He vivido plenamente. La vida está llegando a su fin, y la dejo sin pesar.” Ésta es la actitud epicúrea, aquella la de los filósofos estoicos, la de Marco Aurelio.

Issa no se sienta ante una gran chimenea en un comedor, sino junto a las brasas de carbón en el brasero. Imperceptible, pero irrevocablemente, el color rojo empalidece, el calor se va extinguiendo, aumentan las cenizas. Issa se pone sus escasas vestimentas y se acurruca junto al fuego que se está apagando. La vida también mengua inadvertida, pero inevitablemente. Tal es su naturaleza, y es también la del fuego. Pero Issa no lo dice, y no piensa: “Estoy listo para partir.” Mientras la vida continúa, debemos estar listos para arder. Solo cuando la vida ya ha cesado debemos estar dispuestos a no ser. 

* Walter Savage Landor (1775-1864): Escritor inglés. Su obra más célebre: Conversaciones Imaginarias.  

Fuente:R. H. Blyth: Haiku Vol. IV. Hokuseido. Tokyo, 1961.
Versión libre: JB
Pintura: “Encendiendo el brasero” (Fragmento), de Ike no Taiga (1723-1776).

Río invernal

enero 6, 2013

Río invernal_Lulú2

Fuyukawa ya  hotoke no hana no  nagarekuru

Río invernal:
flotando pasan las flores
ofrecidas a Buda.

Buson

Este es sólo una escena, una escena conmovedora, del agua fría que fluye misteriosamente, y algunas flores a medias sumergidas que flotan río abajo. Pero la razón de su trascendencia (no la trascendencia en sí) está en que estas flores estuvieron una vez ante la imagen de Buda y recibieron, compartieron y comunicaron la reverencia y la adoración de los fieles. Aunque no tienen mayor o menor valor ahora, empapadas y mustias, flotan a la deriva para yacer podridas en algun remanso. Es lo mismo su no-valor que su propio valor “religioso”, pero éste se ve con más claridad que antes porque ahora tiene como fondo a la Gran Naturaleza y no al budismo.

Fuente:R. H. Blyth: Haiku Vol. IV. Hokuseido. Tokyo, 1961.
Versión libre: JB
Dibujo: Lucía Bordón Pardo (Lulú)

Año Nuevo

enero 3, 2013

Liquen 1

Año Nuevo…
Briznas de hierba
atrapadas en el liquen

Jorge Braulio

mañana gris
en el palo agrietado
brilla el liquen

José Manuel

Fin de Año

enero 2, 2013

Niño comiendo arroz

Shikararuru  hito urayamashi  toshi no kure

Siento envidia
de aquel a quien regañan:
Fin de Año.

Issa

Al final del año, cuando se reunen los parientes, la relación entre padres e hijos se hace más cálida y profunda. En semejante ambiente, Issa escucha por casualidad a un padre o una madre que le riñen a un niño. La culpabilidad por una parte y la ira por la otra, al parecer le dejan poco espacio a la envidia. Pero Issa, un huérfano, envidia al niño el poderío de ser reprendido, es decir, su tenencia de padre y madre.

Fuente:
R. H. Blyth: Haiku Vol. IV. Hokuseido. Tokyo, 1961.
Versión libre: JB