Estandartes al viento

Ôukaze no niwaka ni okoru nobori kana

Un ventarrón
aparece de súbito…
¡El estandarte!

Shiki

Este estandarte es una bandera, un pabellón que pende, largo y rectangular. En la calma, cuelga perpendicular; cuando el viento sopla, flamea en el asta. En la presente estrofa, hay una violenta ráfaga de viento, y el estandarte se agita sin pausa, hace visible lo invisible. La viva y animada naturaleza atribuida al estandarte la vemos nuevamente en el siguiente, también de Shiki:

Amagumo wo sasou arashi no noborikana

Se acercan nubes de lluvia:
¡El estandarte
de la tormenta!

Otro más de Shiki, en el que la relación entre el estandarte y las nubes se muestra directamente:

Yamazato ni kumo uchihararu nobori kana

En el pueblo montañés,
barriendo las nubes,
carpas de papel.

Las carpas de papel (también de tela) están flotando en el aire por el Día de los Niños, el 5 de mayo. A esto se refiere la estrofa. El siguiente es también de Shiki:

Nobori tatete arashi no hoshiki hi narikeri

Izando el estandarte,
un día en que anhelábamos
un viento borrascoso.

En la incapacidad de controlar los elementos está el origen de nuestra modestia y humildad, y cuando ni un leve soplo agita el estandarte, solo nos queda suspirar con impotencia. Este haiku es como un senryu.

Fuente:
R. H. Blyth: Haiku.Vol. III. Hokuseido. Tokyo,
Versión libre: JB

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: