Ahora que los ojos…

FalcoAmurensisGould

Mozu naku ya  irihi sashikomu  mematsu-bara

Ahora que los ojos del halcón
se oscurecen, en el anochecer
pían las codornices.

Bashô

Este casi podría ser un fragmento de la obra de White: Historia Natural de Selborne; pero no es una observación ornitológica. Menos aún expresa “la compasión del poeta hacia las aves más débiles”. Simplemente dice lo que escribió Wilde en De Profundis:

Una de las muchas lecciones que uno aprende en la prisión es que las cosas son lo que son y serán lo que serán.

Kitsutsuki no  hashira wo tataku  sumai kana

Ah, ¡esta morada!
Una y otra vez, el pájaro carpintero
picotea sus columnas.

Bashô

[…]

Aquí también tenemos hipérbole, pero de un tipo peculiar, llena de gracia, que nos muestra el ideal de hogar de Bashô. Los seres vivos llegan a guardar una armonía tan grande con una ermita que Alexander Selkirk* diría de ellos:

Su mansedumbre me conmociona.

El propio Bashô tiene una existencia tan tenue que es como si no viviera allí.

Esta es la campana que nunca sonó,
Este es el pez que nunca nadó,
Este es el árbol que nunca creció,
Esta es el ave que nunca voló.**

* Alexander Selkirk (1676-1721): Marinero escocés que sirvió como inspiración para la creación de Robinson Crusoe.

**Cancioncilla sobre el Ejército de la Ciudad de Glasgow.

Fuente:
R.H, Blyth: Haiku. Vol. IV. Hokuseido. Tokyo, 1951
Versión libre: JB

Etiquetas: , , , ,

Una respuesta to “Ahora que los ojos…”

  1. karin rosenkranz Says:

    me encanta esta seleccion de haikus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: