La casa del guardia

1

… Ya había oscurecido cuando nos acercamos al monte Ooyama, de modo que, pasando cerca de la casa de un guardia, nos aproximamos y le pedimos albergue por la noche. Se desató un temporal y durante tres días nos vimos obligados a quedarnos en esas ariscas soledades.

Piojos y pulgas;
mean los caballos
cerca de mi almohada.

Bashô

Fuente:
Matsuo Basho: Sendas de Oku.
Traducción: Octavio Paz y Eikichi Hayashiya.

09

6

7

8

Etiquetas: , , ,

4 comentarios to “La casa del guardia”

  1. momiji Says:

    Genial!

  2. mercedes Says:

    ¡¡qué buena suerte!!! me alegro mucho que andes por esos lugares tan sugerentes. Seguro que saborearás hasta la última gota de inspiración haiku.

    Un abrazo y a disfrutar de lo lindo!!!

    kotori -^-

  3. gorka Says:

    Estupenda entrada, Jor!! Y el haiku… una maravilla!!

  4. rosalba Says:

    QUE LO DISFRUTE!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: