Archive for 18 enero 2014

El color de los sonidos

enero 18, 2014

Umi kurete  kamo no koe  honoka ni shiroshi

El mar se oscurece;
las voces de los patos salvajes
son levemente blancas.

Basho

Anatole France , en el prefacio de Vida y Letras, Segunda Serie , introduce una cita de Progrès Médical (1887) :

La audición del color es un fenómeno que acontece cuando dos sentidos diferentes se activan simultáneamente por un estímulo producido por uno solo de estos sentidos o, para decirlo de otro modo, cuando el sonido de una voz o instrumento se traduce por un color característico y constante para la persona que posee esta peculiaridad cromática. Así, ciertos individuos pueden identificar como verde, rojo, amarillo o cualquier otro color, cada ruido , cada sonido que llega a sus oídos.

He aquí unos versos de Buson, un poco más asequibles, en los que el color se atribuye al movimiento :

Kagerô ya na mo shiranu mushi no shiroki tobu

Olas de calor primaveral;
un insecto desconocido,
su blanquecino vuelo.

Unos versos de Shiki , en los que el movimiento es negro :

Komori no tobu oto kuraki yabu no naka

El sonido del murciélago
volando en la espesura,
es oscuro.

Unos versos de Seifu-jo que muestran los orígenes de esta mezcla :

Osanago ya hana wo mo misete kuchi wo aku

El bebé,
incluso si le muestran una flor,
abre su boca.

Esta confusión poética de los sentidos es similar a lo que se conoce en el budismo como: “Seis sentidos , cinco usos” , es decir, la sustitución de un órgano por otro, o la utilización de un órgano para hacer el trabajo de todos los demás; este es el poder de un Buddha. Otros versos de Shiki:

Kampan ni arare no oto no kurasa kana

El sonido del granizo
en la cubierta
es oscuro.

Tal vez la mejor de tales estrofas, en este caso de Issa:

Uguisu ya kiiro na koe de oya wo yobu

El joven uguisu
con amarilla voz
llama a sus padres .

Fuente:
R. H. Blyth: Haiku. Vol. IV. Hokuseido, 1951
Versión libre: JB

Juan Gelman

enero 15, 2014

juan-gelmanLímites

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí la sed,
hasta aquí el agua?

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí el aire,
hasta aquí el fuego?

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí el amor,
hasta aquí el odio?

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí el hombre,
hasta aquí no?

Sólo la esperanza tiene las rodillas nítidas.
Sangran.

***

Epitafio

Un pájaro vivía en mí.
Una flor viajaba en mi sangre.
Mi corazón era un violín.

Quise o no quise. Pero a veces
me quisieron. También a mí
me alegraban: la primavera,
las manos juntas, lo feliz.

¡Digo que el hombre debe serlo!

Aquí yace un pájaro.
Una flor.
Un violín.

Juan Gelman
(Buenos Aires, 1930 – México,  2014)

Gradas al mar

enero 8, 2014

Gradas al mar

gradas al mar
la espuma truncando
la sombra de un hombre

José Manuel Rodríguez

Fotografía: Bradys Barreras

En el fogón

enero 1, 2014

Brasero tradicional 1

Gangitsu no   
kotatsu ni wa mada
 kyonen no hi

En el fogón
de Año Nuevo, las brasas
del que pasó.

Senryu anónimo
(Siglo XVIII)

Versión libre: JB