Mosquitos diurnos

Hiru no ka wo   ushiro ni kakusu   hotoke kana

Mosquitos diurnos:
Buda los esconde
detrás de él.

Issa

Aquí tenemos la mezcla curiosa de fantasía y profunda verdad que caracteriza a la poesía de Issa. En realidad, durante el día los mosquitos se esconden en la oscuridad detrás de la imagen o la pintura colgante de Buda en el santuario. La fantasía es que Buda realmente esté escondiendo los mosquitos detrás de sí. La verdad es que no hay nada que no sea Buda, y que él esconde los mosquitos dondequiera que ellos se escondan. Y en algún sitio de esta combinación de fantasía,  hecho y verdad, se encuentra eso que denominamos poesía, eso que hace a la vida digna de ser  vivida, eso que da significado a las cosas, pero no es una cosa en sí.

Fuente:
R. H.Blyth. Haiku. Vol III. Hokuseido. Tokyo, 1952
Versión libre: JB
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: